Los Kukús viven el momento, saben disfrutar, nada les distrae, están en el aquí y ahora, no esperan vivir en el futuro, no vaya a ser que se derritan… ¡Ahora o nunca!

Con Los Kukús enseñamos a niños y niñas a que no pierdan su capacidad de apreciar y vivir el ahora. Podemos educarles a base de creencias saludables que les permitirán no olvidarse de esta capacidad innata que ya poseen.
Si cuando te comes un helado, no prestas atención a lo que estás haciendo -que es comerte un helado-, entonces no estás en el presente. No estás aquí. Estás en otro sitio. Al estar en otro sitio, te pierdes la oportunidad de disfrutar, que por otro lado era la intención que tenías antes de comerte el helado.

Vivir el presente


Cuando esto ocurre, ya no hay diferencia entre tomarte el helado y no tomártelo. Ya no hay diferencia entre el helado comido sin atención y el helado que se derrite. Esto es así porque en los dos casos no lo estás disfrutando. Se derrite delante de tus narices… aunque te lo estés comiendo. Y una vez derretido, ya no está. El momento pasó. La oportunidad de disfrute pasó.
Lo más interesante de este proceso, que tan a menudo ocurre, es que en realidad está bajo tu control. Dicho de otra manera, escoges “no estar presente”. Es una elección. Aunque inconsciente, sigue siendo una elección.
Y puesto que es una elección, puedes elegir dejar de tenerla y asumir otra elección, la de estar presente en tu vida, a fin de disfrutar de cada momento. Puedes elegir vivirla conscientemente y no en piloto automático, atrapado en costumbres y patrones.
Puedes elegir estar aquí en el presente, dejar el pasado en el pasado y el futuro en el futuro.
Y finalmente, al hacerlo, estás escogiendo la libertad.
Como cuando un niño, absorto en su gran momento, disfruta comiéndose un sabroso helado.
Al hacerlo, escoges volver a tener esa capacidad innata que todos los niños tienen.
Mediante tu ejemplo como padre o madre, y con herramientas adecuadas para educar, las fichas y carteles de Los Kukús te ayudarán a conseguir que no pierdan esa capacidad que ya poseen. Además también lograrás que ante tareas o situaciones en las que se resisten, como por ejemplo hacer su cama o comer verdura, puedan rescatar esa capacidad y ponerla en marcha incluso en estas situaciones. Lo hacemos mediante sencillas preguntas y pautas que invitan a ver las cosas de otra manera y por lo tanto a vivirlas con disfrute.
Y si tu hijo o hija presenta una exagerada tendencia a preocuparse, debido a alguna circunstancia que haya vivido, las ideas de Los Kukús también le servirán. Estos personajes le ayudará a desapegarse del pasado (el recuerdo que le afecta) y del futuro (el miedo a que ocurra algo desagradable) situándolo de nuevo en su estado natural: el presente. Con Los Kukús, lo hará divirtiéndose.

Disfrutar del presente


Resumiendo, con Los Kukús logramos preservar la capacidad de disfrutar estando presentes:
  • Disfrutar y estar presente: es una capacidad innata de los niños.
  • Las creencias con las que van creciendo son importantes para que no pierdan esta capacidad innata. Los Kukús les inspirarán fácilmente y se divertirán.
  • Para los niños que están pasando un mal momento debido a que se preocupan demasiado por lo que pueda ocurrir o por lo que ocurrió, es necesario ayudarles. Las ideas de Los Kukús sirven como apoyo a un abordaje terapéutico y/o familiar.
Iré compartiendo esas pautas, citas y preguntas de Los Kukús aquí en el blog, en Facebook y Twitter . ¡Ya están también en Pinterest!
Sigue el tablero COACHING PERSONAL para niños y no tan niños de Sonia en Pinterest.
Menú
A %d blogueros les gusta esto: