Un coaching familiar para conseguir hacer realidad tus mejores sueños


Ya hemos llegado al día 1 de nuestro Calendario de Adviento de Coaching. Como cada año, seguimos día a día las preguntas de coaching para soñar en grande. El calendario de adviento tiene el formato de una agenda. Descárgala antes de seguir leyendo.

Cómo seguir la agenda de adviento de coaching


Descarga la Agenda. Céntrate en un solo día. Por ejemplo, el día 1 corresponde al 1 de diciembre. No te adelantes. Haz una ficha por día.

Piensa en grande. Para responder a las preguntas, es necesario que abras tu mente y que respondas como si todo fuera posible. Trasládate a una mente de niño/a y diviértete. Si todavía creyeras en Santa Claus y todo fuera posible, ¿cómo contestarías a la pregunta del día?

Céntrate en deseos de todo tipo. No necesariamente han de ser materiales. Aunque también pueden serlo. Por ejemplo, puedes desear tener una casa propia cerca del mar, y esto está bien. O desear dedicarte a una determinada profesión, y esto también está bien. Todo vale. Poco a poco, a través de las preguntas, irás descubriendo la esencia de tus deseos.

Céntrate en un solo deseo. Puede ser el que más te ilusiona, o el que más te hace falta. No importa.

Sigue la agenda de coaching en familia. Puedes hacerlo tú primero y luego compartir las preguntas con tus hijo/as, o hacerlo juntos a la vez.

Divertiros. Recuerda: el niño interior nunca muere.

Qué vas a conseguir con la agenda de adviento de coaching


Al seguir la agenda de coaching vas a abrir tu mente y volver a tu infancia. Volverás a conectar con tu niño o niña interior.

De una forma amena, fácil y divertida, seguirás los pasos principales del coaching, descubriendo así lo que quieres de verdad, para qué lo quieres y cómo vas a conseguir hacerlo realidad.

Descubrirás la esencia de tu deseo, es decir, lo que hay detrás de lo que quieres. Créeme, hay mucho por descubrir.

Te divertirás en familia. La agenda de adviento está pensada para seguirla en familia.

Tus hijos crecerán a partir de las preguntas de coaching que se desvelan día a día. No se darán cuenta de que siguen las pautas concretas del coaching puro. Será como un juego.

Al final, tus hijos podrán escribir su carta de navidad a Santa Claus, resumiendo todo lo que han vivido estos días de diciembre y logrando desvelar lo que verdaderamente quieren, para qué lo quieren y cómo lo van a hacer realidad.

¡Feliz coaching!


Menú
A %d blogueros les gusta esto: