Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

 

¡Feliz año nuevo! Empieza bien el año.

¿Has empezado el año con buenos propósitos?
Enséñale a tu hijo a ser coherente con lo que quiere para este año nuevo. Enero es un buen mes para ponerse metas. Y por supuesto, empezar el año haciéndose preguntas y planificando los meses es una forma excelente de trabajarse a uno mismo. Es un trabajo excelente de autosuperación.
En esta serie de imágenes sobre los propósitos del año, te enseñaré las 8 preguntas principales que debes hacerte. Hazlo tú solo o en familia. Recuerda que si enseñas a tus hijos, la mejor forma de enseñar es a través del ejemplo, así que empieza por ti.
Son preguntas básicas y sencillas. No son nada del otro mundo. Pero son las preguntas que debemos hacernos a fin de lograr lo que deseamos, a fin de hacer que nuestros deseos sean una realidad y finalmente a fin de hacer que la mentalidad sea la correcta.

Lo que vas a conseguir con estas preguntas de coaching

  1. Abrir tu mente y la de tus hijos.
  2. Crear un tipo de mentalidad sana, empoderadora y responsable. Tu hijo entenderá que los sueños pueden hacerse realidad si:
    • se los toma en serio.
    • si los transforma en metas y si se tiene un plan.
    • si entiende que ha de pensar, sentir y actuar de una forma determinada para conseguirlos.
  3. Divertiros creciendo en familia.

Y además…

Con este ejercicio también conseguirás algo más. Tu hijo entenderá que tú también crees en él y en sus sueños. Le estarás enseñando a soñar y a planificar. Esto lo harás asumiendo que sus sueños son perfectamente legítimos. Si no le cuestionas y, en cambio, le ayudas a entender sus sueños, le estarás validando a él mismo. Esto quiere decir que le estarás ayudando a amarse. Su autoestima se elevará.
Y esto no es todo. Lo que conseguirás, si lo haces todos los años, es ayudarle a desarrollar esta mentalidad el resto del año… Y lo mejor: el resto de su vida. Ya lo tendrá integrado.
¿Te imaginas hasta dónde puede llegar tu hijo? ¿Hasta dónde pueden llevarle sus sueños? 
¡Mañana empezamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
A %d blogueros les gusta esto: